Jueves, 15 Agosto 2013 13:45

Quemado por el fuego... Personal Branding.

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

La palabra “Brand” viene del nórdico antiguo “Brandr” que significa “quemado por el fuego”. Personal Branding se trata de dejar huella, de causar una impresión buena y duradera en la mente de los demás para ser un profesional de referencia en tu campo.

Así como cualquier organización desarrolla su Branding, cada profesionista debe tener su Personal Branding. Al igual que en las empresas, el desarrollo de la marca personal consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser diferentes o ser relevantes, es la forma de identificarnos como alguien deseable, fiable y valioso. Para conseguir esto hay que seguir un proceso similar al de las grandes marcas comerciales.

La gestión de tu Personal Branding comienza estableciendo tus objetivos, los cuales dependerán de la posición en la que te encuentres. Es un proceso prácticamente igual a la Planeación Estratégica que se ejecuta en cualquier organización. Es el elemento que proporciona una dirección y que aparte de tus objetivos, también establece tus propósitos, tu visión, tus valores y las estrategias que llevarás a cabo para alcanzarlos. También necesitas saber en qué nicho te vas a mover para acoplar tus objetivos a tu personalidad, a tu imagen y a tu forma de vida.

La siguiente fase de la gestión de tu marca personal es saber qué tipo de producto eres, cuáles son tus atributos y cuál es tu identidad, analizar tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, definirte profesionalmente y exponer tus capacidades, conocimientos, talento, habilidades y aspiraciones.

El tercer paso es saber qué tipo de producto pareces, tu imagen está condicionada a lo que los demás perciben de ti, de tu reputación. La parte difícil es ser percibido como tú quieres ser percibido, la reputación no se forma ni se cambia en un mes ni en dos. Tu reputación viene de tu reconocimiento, de tu alcance, de tu trayectoria, de tus estudios, de la manera en la que tratas a las personas, de tu forma de vestir, de los lugares que frecuentas, de tus modales, de tu imagen física, de tu presencia o ausencia en las redes sociales, de tu personalidad… Todo este conjunto de cualidades, defectos y debilidades, costumbres, logros y fracasos son lo que te hace diferente de otros y los que conforman tu marca personal.

La imagen personal no es algo que no puedas tener. Lo que está en tus manos es gestionarla conscientemente. No es algo que tenga principio y fin, es un proceso de mejora continua y de conseguir que tu vida sea mejor. Puedes no gestionar tu marca personal, puedes ir por la vida sin conocerte, sin establecer objetivos, sin preocuparte si los demás ven en ti algo que no encaja con tu personalidad y no pasa nada. Todos etiquetamos a todos y todos nos etiquetan. El Personal Branding es una herramienta prescindible de autoanálisis que transmite correctamente tu auténtico valor y que logra conseguir que te perciban como deseas. Puede llevarte a que no seas tú quien busca oportunidades, sino que te permite mostrar tu trabajo y que otros sean quienes te busquen.

El propósito de una estrategia de Personal Branding es aumentar las posibilidades de que pase lo que deseas, añadir los recursos que necesitas, salir de tu zona de confort, cuidar tu aspecto físico, que creas en ti y en lo que haces y que actúes de manera congruente para lograr tus objetivos.

De la misma manera en que el Branding empresarial influye en la imagen personal, la imagen de un individuo tiene impacto en la imagen de la empresa. La correcta elección del personal es fundamental para el éxito de la organización y del empleado, elegir personas que con una visión, objetivos o valores que coincidan con los de tu empresa hace que los retos de la organización y los proyectos personales del empleado se concilien y se logre una relación basada en la fidelidad y en la capacidad mutua de encaje, sinergia y crecimiento.

Visto 781 veces
Está aquí: Home Noticias Colaboradores Abril de la Peña Quemado por el fuego... Personal Branding.