Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 45
Miércoles, 05 Febrero 2014 11:21

Rentabilidad y Responsabilidad Social: ¿Qué son las ESR’s? Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Hace ya bastantes años leí un libro llamado “Administración por Valores” (Autor: Ken Blanchard, Editorial Norma), en el cual manejaba como premisa el hecho de alinear nuestros valores personales y corporativos con la misión y visión de la organización. Dicha alineación, para considerarse “afortunada” debería tomar en cuenta cuatro ejes primordiales de la empresa: clientes o consumidores del producto o servicio; personal de la organización; propietarios o accionistas; y otras partes interesadas en la organización, considerándose como tales a los proveedores, contratistas, autoridades, sociedad en general e incluso a los mismos competidores. El común denominador para estos cuatro ejes eran precisamente los valores, comenzando por la congruencia entre lo que se practica y lo que se predica.


Comienzo con esta reseña porque desde años recientes a la fecha se ha venido promoviendo en nuestro país un modelo de gestión llamado “Empresa Socialmente Responsable” (ESR, por sus siglas), cuyos pilares fundamentales sostienen la rentabilidad de la organización, tanto como la responsabilidad con el entorno social de la empresa. La responsabilidad social implica un conjunto de prácticas, de estrategias y de sistemas de gestión empresarial que persiguen un nuevo equilibro entre las dimensiones económica, social y ambiental que giran en torno a la organización.
El Distintivo ESR es un reconocimiento otorgado anualmente en México por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) y AliaRSE, y está diseñado para agregar valor agregado a la marca y al nombre, pero además acreditar a las empresas ante sus empleados, inversionistas, clientes, autoridades y sociedad en general, como una empresa con un compromiso público y de carácter voluntario con una administración encaminada hacia los valores que promuevan la responsabilidad social como parte de su directriz y de su cultura organizacional.
Dicho compromiso debe ser refrendado de manera anual para que se mantenga su vigencia y se haga parte de la administración medular de una empresa. El obtener dicho distintivo requiere pasar por un proceso documental y de autodiagnóstico, que finalmente sería verificado por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi). Dicho proceso, es perfectamente compatible y adaptable a cualquier otro sistema de gestión que la organización ya tuviese implementado.
Como premisas principales, el modelo de gestión de una empresa socialmente responsable, incluye, entre otras cosas:
Preocupación por la calidad de vida de su personal y de sus familias, así como por el impacto positivo y negativo que la actividad desempeñada tiene para con el entorno social, generando un “valor agregado”, que va más allá del pago de impuestos, la creación de empleos y la generación de utilidades.
Contribución activa y voluntaria para mejorar su entorno social, es decir, dentro de las estrategias de crecimiento y administración del negocio, deberá existir una política voluntaria para mejorar las condiciones que conforman el entorno de la organización, incluyendo a clientes, proveedores, accionistas, empleados y sociedad en general.
Apego al cumplimiento de leyes y normas, poniendo énfasis en la legislación laboral y en la medioambiental, de tal manera que a través del apego a la legalidad se asegure el respeto a los derechos del trabajador y el respeto además por el medio ambiente, garantizando políticas que aseguren su protección y el uso adecuado de los recursos.
Generación y fomento de una cultura organizacional basada en la ética, la moral y los valores integrales, la cual deberá ser comunicada y respetada por todos los miembros de la organización en todos los niveles jerárquicos.
Ser una empresa socialmente responsable puede sonar muy rimbombante y atractivo, pero requiere un arduo trabajo en el cambio cultural de todos los miembros de la organización. No basta con hacer cambios documentales superficiales, es necesario una verdadera convicción y crecimiento a través del modelo, para que esta herramienta de gestión rinda frutos y éstos se vean reflejados en la rentabilidad del negocio y en la imagen tanto al interior como al exterior de la organización. Como siempre, lo mejor que usted puede hacer es rodearse de expertos que le apoyen a implementar estas herramientas de una manera segura y confiable.
Para finalizar, aprovecho este espacio en la primera edición del año, para externarle mis mejores deseos de salud y prosperidad para este 2014 que recién comienza.
Como siempre, me despido de ustedes agradeciendo el favor de su atención y esperando continuar con ella en el próximo número.

Visto 762 veces Modificado por última vez en Miércoles, 05 Febrero 2014 23:32
Está aquí: Home Noticias Colaboradores Elena Savalza Rentabilidad y Responsabilidad Social: ¿Qué son las ESR’s?